Destinos para viajar en temporada baja

Destinos para viajar en temporada baja

Huye de las aglomeraciones, atascos, precios abusivos y del clima extremo viajando en temporada baja. Reserva tus vacaciones en septiembre, octubre o noviembre y repetirás la experiencia.

Costa del Sol apartir de septiembre las playas se vacías y el agua se templa. El sol no aprieta tanto y aunque los días van acortando, todavía son largos. Huye del síndrome postvacacional tumbada en las playas de Málaga, Baleares o Canarias.

Vive la eterna primavera en cualquiera de las islas Baleares o Canarias y disfruta de sus gentes, su gastronomía y sus paisajes. Encontrarás seguro buenos precios para alojarte y podrás relajarte en sus aguas y en sus playas.

El desierto de Túnez, Marruecos o Egipto. Es el momento ideal para ir al desierto sin pasar tantas fatigas por el calor. Con un poco de suerte incluso podrás encontrar algún 2×1 en las agencias de viajes.

Madrid, Barcelona, Sevilla. Es el momento perfecto de visitar las grandes ciudades españolas porque tendrás la oportunidad de conocer el pulso real de una ciudad viva, en movimiento y con todos sus activos abiertos.

Sicilia y Grecia. Cuando el calor deja de ser asfixiantes las islas griegas o las italianas son una buena recomendación. Buena comida, gentes amables y buenas instalaciones. Date el último baño del año en aguas cristalinas y de ensueño.

Pirineo.Si lo tuyo son los bosques caducifolios, antes de que lleguen las nieves visita los hayedos de los Pirineos. Un espectáculo natural que no olvidarás por sus colores y tonalidades ocres.

Berrea. Septiembre y octubre son los meses por excelencia de la berrea, la época del celo de los ciervos donde los machos se disputan, en espectaculares contiendas con su cornamenta, para hacerse con el control del harén de hembras.

En España hay muchos lugares donde se puede disfrutar. El Parque Nacional de Cabañeros, el de Monfragüe, el Parque Natural de Redes o la Reserva Natural de Boumort.Nueva YorkEs una buena opción para ir con las maletas vacías y traerlas llenas.

Nueva York es el sueño de todo comprador y de paso, conoce una ciudad que nos dejará sin aliento. El otoño es el momento perfecto para ir por el clima y porque allí también es temporada baja.

Safari en Kenia. Septiembre es el verano boreal en Kenia y significa que la vida animal es más abundante. La reserva de Masai Mara se convierte en uno de los parques más visitado porque es en esta época se llena de ñúes, cebras y por tanto, también de los grandes depredadores como leones, guepardos, leopardos y hienas.

Caribe. Aunque es destino muy buscado siempre, en septiembre, octubre y noviembre, no es muy recomendable ir sólo: es tiempo de huracanes. Eso sí, si tienes la suerte de no sufrir ninguno, puedes encontrar descuentos de hasta el 40%.

Selva Negra. Es uno de los últimos reductos de los bosques de la Europa occidental. Una masa forestal que se extiende desde el este del Rin hasta Suiza. Un lugar ideal para practicar senderismo y otros deportes de aventura como parapente, escalada, descensos de rápidos en kayak. Además, está salpicada de pequeños pueblos con mucho encanto y se puede visitar la ciudad de Friburgo.

Nieve. Sé de los primeros en esquiar este año y ve a los Alpes franceses porque en Les Deux Alpes, los locos del esquí tiene la oportunidad de practicarlo en el mayor glaciar esquiable en verano de Europa, a la espera de que la nieve caiga un poco más cerca.

Camino de Santiago. Estamos en Año Santo y septiembre es uno de los mejores meses para llegar a Santiago andando por el norte de España. El clima es templado, los albergues no están tan abarrotados y los días todavía son largos.

Viajes última hora. Si de verdad tienes espíritu aventurero, te gusta viajar a cualquier punto del mundo y tienes varios destinos, prueba de hacer la maleta y con ella, ir a una agencia de viajes para buscar la super-ganga. Eso sí, prepárate para cualquier destino.

Ecoturismo en Latinoamérica. Quizá septiembre sea el mes ideal para viajar a lugares de naturalezas exuberantes. Costa Rica, Perú, Brasil, Colombia, Venezuela contienen todavía lugares vírgenes en los que perderse. En estos países están en temporada seca, que significa que llueve menos. Por eso es un buen momento para conocerlos.